lunes, 25 de marzo de 2013

Algunas pruebas del iotacismo de la pronunciación histórica, en debate (y dos pequeñas fes de erratas)

Μέγα χαίρετε πᾶσι,

Sé que estoy un poco insoportable con el tema de la pronunciación histórica. Pero no será por mucho tiempo más. Quería comentarles algunas investigaciones que estuve realizando.

Quiero hablar sobre dos pruebas del iotacismo a las que aluden los defensores de la pronunciación histórica, que tal vez se hayan malinterpretado tanto por erasmistas como por historicistas.

Prueba 1.

Platón en Cratilo 418b-c dice: 

ΕΡμ. Πως λέγεις;   
Σω.  Εγω σοι ἐρω. οισθα οτι οι παλαιοι οι ἡμέτεροι τ ιωτα και τ δέλτα ευ μάλα ἐχρωντο, και οὐχ ηκιστα .ξ αι γυναικες, αιπερ μάλιστα τὴν ἀρχαιαν φωνὴν σζουσι. νῦν δὲ ἀντι μὲν τοῦ ιωτα η ει η ητα μεταστρέφουσιν, ἀντι δὲ τοῦ δέλτα ζῆτα, ως δὴ μεγαλοπρεπέστερα οντα.   
ΕΡμ.  Πως δή;   
Σω.  Οιον οι μὲν ἀρχαιότατοι ιμέραν τὴν ἡμέραν ἐκάλουν, οι δὲ ἑμέραν, οι δὲ νῦν ἡμέραν. 

Traducción (no es totalmente mía):

HERM. - ¿Qué quieres decir?
SÓC. - Te diré. Ya sabes que nuestros antepasados empleaban mucho la iota y la delta, y sobre todo las mujeres, que son precisamente las que conservan la pronunciación antigua. Ahora, sin embargo, en vez de iota emplean epsilon (ei) o ita, y en vez de delta, zeta, como si en verdad fueran más magnificentes.
HERM. - ¿Cómo es eso?
SÓC. - Por ejemplo, los más antiguos llamaban himéran al día y otros, heméran; los de ahora, sin embargo, hēméran.

Platón vivió a partir del 427 a. C., año en el que ya estaban en uso las letras H y omega. Debemos recalcar que la fecha de composición del diálogo es aproximadamente en el año 384 a. C. (siglo IV a. C.).

Lo que Platón está diciendo aquí que convivían iotacismo y etacismo en una misma época, siendo el iotacismo más antiguo. Esto es lo que interpretan al menos Saúl Tovar y muchos de los historicistas. Caragounis, sorprendentemente, comete un error al interpretar la EI mencionada por Platón como el diptongo EI y no como el nombre antiguo de la letra epsilon (que nosotros hemos aprendido en nuestro Curso). (cf. p. 371, nota 89 del libro The development of Greek and the New Testament).

El filólogo Sven-Tage Teodorsson (en su artículo de 1979 llamado Phonological variation in Classical Attic and the Development of Koine, en Glotta 57, pp. 61-75) refuta esta afirmación de Platón por no encontrar un testimonio que lo corrobore. No faltan razones: 
  • Antes la grafía E se usaba para el sonido de H. 
  • Entonces, si el sonido de H era el de I o similar antes de la adopción de H como letra, debería haber habido un error ortográfico del tipo "I en lugar de E". Esto no se encuentra excepto cuando H comienza a usarse como letra vocal (como observa Caragounis).
Entonces, ¿debemos dar descrédito a esta afirmación de Platón sin más, y pensar que H sonaba desde el principio como E y luego como I?

Tal vez la Prueba 2 nos dé una solución a esta pregunta.

Está sacada de Galeno (nacido en 129 d. C. y muerto en 200 o 216 d. C.), que a su vez está citado por los filólogos historicistas Minoyde Mynas (en Calliope ou Traité sur la véritable prononciation de la langue grecque, de 1825) y D. Jacinto Díaz (en Breve tratado sobre la pronunciación griega, de 1864). 

Galeno, In Hippocratis librum vi epidemiarum commentarii vi 17b.111.7-16:

γραφόντων γὰρ των παλαιων τόν τε τοῦ η φθόγγον και τὸν τοῦ ε δι᾽ ἑνὸ χαρακτῆρο, ο νῦν μόνο ημαινει τὸν ετερον φθόγγον τὸν τοῦ ε, πολλὰ γέγονεν ἁμαρτήματα των ἐκγραφομένων, οὐ κατὰ τὴν γνωμην των γραψάντων τὴν μετάθειν των γραμμάτων ποιηαμένων. διὸ και προέχειν ἀκριβω χρὴ ται τοιαύται γραφαι, ἐν αι δυνατόν ἐτι τὸν τοῦ η φθόγγον ει τὸν τοῦ ε μεταθέντα η τουμπαλιν γράψαντα ἐπανορθωαθαι τὴν γραφήν. ὁμοιω δὲ κἀπι τοῦ ο και ω ποιητέον, ἐπειδὴ και τούτων ἀμφοτέρων οι φθόγγοι δι᾽ ἑνὸ χαρακτῆρο ἐγράφοντο.

Traducción (malísimamente mía):

Pues al escribir los antiguos el sonido de la H y el de E mediante un caracter, el cual ahora indica solamente el segundo sonido, el de E, surgieron muchos errores de los copistas, no según conocimiento de quienes escribían el cambio de las letras hechas. Por lo cual hay que fiarse con cuidado de estas mismas grafías, en las que posiblemente haya que restablecer la grafía tras cambiarles el sonido de H al sonido de E, o tras escribirlas de la manera contraria. De semejante modo debe hacerse con la O y la ω, cuando los sonidos de ambas letras eran escritas mediante un solo caracter.

Sin duda un revelador pasaje, que nos dice que el sonido de E y H eran distintos. A juzgar por lo que dice aquí, las grafías de H y omega comenzaron a utilizarse porque efectivamente describían sonidos distintos a E y O (aunque no se especifica cuáles eran esos sonidos).

¿Y entonces?

Desde los inicios de la escritura griega en la región del Ática había 3 grafías: E, EI (diptongo propiamente dicho) e I. A partir del siglo VII a. C. la grafía EI pasó a designar también el producto del alargamiento compensatorio o de la contracción (que antes se escribía E).

Esto generó confusiones ortográficas de EI con E y viceversa, no sólo la EI que representaba ese alargamiento o contracción sino también el EI diptongo propiamente dicho (con lo cual vemos que el diptongo para el siglo VII a. C. se había monoptongado).

En el siglo VI a. C. la grafía EI, además de confundirse con la grafía E, comienza a confundirse con la grafía I. Con lo cual se supone que la confusión con E era conservadurismo ortográfico y la confusión con I era innovación (teniendo en cuenta de que el sonido actual es el sonido I).

Aquí hubo un acercamiento muy grande de la grafía EI al sonido I. No obstante seguían los errores con la grafía E, por conservadurismo ortográfico y por obedecer a una intención (también conservadora) de establecer para la grafía EI el sonido de E (hipótesis muy plausible teniendo en cuenta lo celosos que son los griegos de su propia lengua; no en vano pudieron mantenerla con leves variaciones a lo largo de 4000 años). El sonido de EI intentaba corregirse y hacerse sonido de E, pero predominó el elemento innovador (el que persiste hoy en griego), o sea, el sonido I.

Puesto que EI se confundía con E y con I, y que I se confundía con EI, pero no E con EI, EI ya había pasado a tener un sonido distinto del de E (o sea el de I) pero intentaba ser como el de E.

Alrededor del 450 a. C., siglo V, aparece la H como vocal, extraída del alfabeto jónico, en vista de que su utilidad como marca de aspiración estaba ya en desuso. Si aceptamos lo que dice Galeno (que responde, en su condición de erudito, al ala conservadora de la ortografía/fonética), la E marcaba dos sonidos distintos: el sonido de E, que quedaría para la grafía E, y el sonido de H que quedaría para la grafía H.

Ya en el momento de aparición de H comienzan las confusiones con EI y también con I, con lo cual vemos que fonéticamente el sonido era el mismo. Incluso podría pensarse que la H se inventó para quitarle a la E ese sonido innovador similar a I que se estaba empezando a notar. Pero esto ya es ir demasiado lejos: el hecho es que con la aparición de H comienzan las confusiones con EI e I, y viceversa.

Y a su vez el conservadurismo ortográfico pujaba para restablecer el sonido de E, lo cual generó que EI y E se confundieran recíprocamente y H y E también. La confusión de EI y H con E respondía a ese conservadurismo. Pero las confusiones de E con EI y H debían deberse a que ese conservadurismo ortográfico derivó en un conservadurismo fonético respecto de EI y H.

Ya en el siglo V se hacen frecuentes las confusiones entre EI e I, y viceversa, con lo cual vemos que la batalla había sido ganada por el sonido I; aunque continuaba el conservadurismo ortográfico devenido en fonético con E, éste no triunfó.

Pero lo que no se pudo imponer con la grafía EI, sí se pudo imponer con mucho más éxito con la grafía H, de modo que las confusiones de H con I y con EI persistieron, pero también lo hicieron las confusiones de H con E. Con lo cual había "itacismo" y "etacismo".

La inserción de H es un proceso que culmina con la adopción del alfabeto jónico en 403 a. C.

Para el siglo IV a. C. se cumplió de forma definitiva el "trasvase" de sonido I para la grafía H (esto está corroborado por Brandenstein en Lingüística griega de 1964, y es el sonido que se conserva hasta nuestros días).

Pero el conservadurismo ortográfico/fonético continuaba siendo muy fuerte. Entonces EI y H (confundidas entre sí) se confundían por un lado con E y por otro con I. En el caso de la grafía EI, éste es el último siglo en el que se cometen errores con E. En el caso de la grafía H, el conservadurismo fue bastante lejos, al punto de tener grafía y sonido de E hasta bien entrado el siglo III d. C.

Con la grafía EI el conservadurismo no fue tan fuerte porque, en primer lugar, en su momento no pudo mantenerse el mismo por falta de estandarización del alfabeto, y en segundo lugar, ya estaba bastante incorporado el sonido de I como para que funcionara un cambio de sonido ranciamente conservador.

La tesis que sugiere el testimonio de Galeno y los datos proporcionados por las inscripciones, entonces, permiten volver al testimonio de Platón. Platón decía que el "itacismo" era más antiguo que el "etacismo". ¿Qué tan antiguo puede ser el uso excesivo de I que luego derivaría en un uso de E o de H?

Platón debe referirse aquí a otra etapa de la lengua griega, otra etapa cuyos vestigios evidentemente quedaron en otros dialectos pero que en el habla ática cambiaron (Platón se refiere al habla ática como una "nueva y bella forma"). En cretense, dórico, eólico y beocio se registra mucho sustitución de I por E; también en jónico. Con respecto al uso de delta en vez de zeta, aparece sobre todo en dialecto dórico, DEYS en vez de ZEYS, por ejemplo (siendo la forma dórica la más próxima al resto de las lenguas indoeuropeas). No olvidemos que Platón, al hablar del pasado, alude siempre a las épocas homéricas. De cualquier manera el dato lingüístico aquí se torna muy impreciso.

Sin embargo había tendencias "nuevas" que utilizaban E o H en vez de I; a esta cuestión se refiere Platón.

Podemos interpretar también que Platón hace alusión indirecta al hecho de que oi palaioi no utilizaban la grafía H sino la grafía E. Platón conocía con toda seguridad el hecho de que antes E servía para escribir los sonidos de E y H (Cratilo, 426c); Galeno, más de 600 años después, era perfecto conocedor del hecho.

Cabe mencionar que todos estos datos e interpretaciones no excluyen la posibilidad de que H y EI hayan tenido un sonido intermedio entre E e I (no siendo ninguno de los dos). A juzgar por los testimonios, Platón toma a H como distinta de I y de E, de la misma manera que lo hace Dionisio de Halicarnaso (De compositione verborum, 14.40-43) y tal vez, aunque ésta sea una interpretación indirecta, Galeno (por decir H en vez de I).

De cualquier manera, incluso el erasmista sofisticado Allen sostiene que alrededor del 200 d. C. hay confusiones frecuentes entre H e I al tiempo que dejan de ocurrir las de H con E (no ocurre lo mismo con las confusiones de EI con E, que ya habían desaparecido en el siglo IV a. C., cf. Allen, Vox Graeca, pp. 68, 71).

Con esto hemos dado un sentido más sólido a las pruebas aportadas por los historicistas, según creo.

Fe de erratas: las inscripciones que antes di como prueba no lo eran. En efecto, en la Magna Grecia existió una ciudad llamada Ἱμέρα, y sus habitantes eran llamados Ἱμεραῖοι. Por lo tanto las inscripciones citadas no tenían errores de grafía sino que daban el nombre de la ciudad. Me disculpo ante mis lectores por haber cometido tamaño error, propio de un aprendiz.

Fe de erratas 2: fue incoherente de mi parte pensar que cuando Platón se refiere al "habla de los antiguos" se refería al modo de hablar de una época pasada cercana en el tiempo a Platón o a Sócrates, y refiriéndose exclusivamente al dialecto ático. Lo deducimos de lo siguiente: en primer lugar, no es la única vez que Platón usa el pronombre ἡμέτεροι cuando habla de oi palaioi. En 398b Platón menciona a "nuestro antiguo modo de hablar". Y en segundo lugar, cuando lo hace, se refiere a la palabra "daemones", que pertenece a la lengua épica; con lo cual hay una imprecisión en el dialecto y efectivamente se está refiriendo a una época más antigua que el siglo VI.

Hay que cotejar qué ocurre con el sonido de /i/ en los otros dialectos, por lo tanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario